lunes, 13 de febrero de 2017


 PELIGRO DE LAS SECTAS


“Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error”


En la actualidad existen  grupos sectarios que a diario están ganando adeptos, lo cual hace que el esparcimiento del error se extienda como un fuego que está acabando con la fe de las personas y las esperanzas de salvación, pues la mentira en la cual se hallan los que asisten a tales grupos, los tiene vendados, para que no crean a la verdad, sino a la mentira

(2 Corintios 4:4).

 en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.


     Lo triste del caso no es la cantidad de personas que se están adhiriendo a estas sectas, sino la falta de sensibilidad de los cristianos que han dejado de hacer la obra Evangelística, y más bien se han encerrado en cuatro paredes, para evadir sus responsabilidad como creyentes de cumplir con la Gran comisión de ir y hacer discípulos a todas las naciones

(Mateo 28:19).


Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

No hay comentarios:

Publicar un comentario